Visita a la hacienda san jose-foto de http://casahaciendasanjose.com/casa-hacienda-colonial/
Destinos Resto del mundo

Visita a la Hacienda San José: de historia y catacumbas.

En nuestro viaje por Perú contratamos la agencia Peru Hop para varios de nuestros traslados. Además de los micros, en el precio obteníamos descuentos en hospedajes y algunas excursiones exclusivas.

La visita a la Hacienda San José, ubicada en Chincha, fue en ruta desde Paracas hacia Lima, ya al final de nuestro viaje, para cerrarlo con un broche de oro.

Hoy en día es un famoso hotel pero en sus orígenes era una finca de caña de azúcar en la que llegaron a trabajar alrededor de 1000 esclavos afro-peruanos que eran contrabandeados desde el puerto por túneles subterraneos.

Si bien la esclavitud era legal en ese momento, la familia dueña de los esclavos debían pagar impuestos por cada uno y al ingresarlo de contrabando evitaban el gasto mayor.

Tras la abolición de la esclavitud en 1854, muchos siguieron trabajando, hasta que en el 79, durante la Guerra del Pacífico, el último dueño de la hacienda fue asesinado en la escalinata de ingreso por uno de sus esclavos.

Es una excursión llena de historia, pero hay que ir preparados emocionalmente porque es muy fuerte la vivencia. Hay exhibidos elementos con los que se realizaban los castigos y torturas, y se escuchan anécdotas y sucesos desgarradores.

La recorrida por los túneles me dejó impresionada. Pequeños pasadizos a oscuras que me obligaban a agacharte para pasar (y mido 1.53 cm). Espacios que simulaban habitaciones en donde la historia registra que dejaban por días a varias personas amontonadas para esconderlas de los controles del fisco.

Es muy interesante realizar la visita si te gusta la historia. No solo se puede ir con Perú Hop, sino que también hay agencias de turismo locales, podes ir por libre o quedarte a dormir allí.


Si te gustó, compartilo!

Visita a la hacienda san jose-foto de http://casahaciendasanjose.com/casa-hacienda-colonial/

Si te gustó, compartilo!

Quizás te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *